Aunque parezca que solo usas la vista, brazos y manos, todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza, requieren protección. Es importante que resguarde su integridad y la de todos los trabajadores para evitar la aspiración de polvo o inhalación de productos químicos.

Elegir los artículos apropiados requiere no sólo del renombre de una marca. Existen aspectos, como el cumplimiento de normativas y los beneficios inmediatos que cada uno promete, así como la garantía de durabilidad.

A continuación dejamos puntos a considerar para elegir un equipo básico:

  • GUANTES
Son diseñadas por materiales plásticos duros, sin embrago, varían en diseño: patilla clásica con o sin protectores laterales, protectores envolventes y las anti empañamiento que además brindan protección solar y pueden estar graduadas.

Sin importar el modelo, es importante que se asegure de su comodidad y adaptación a su rostro. Si se caen o no ajustan, no solo pierden efectividad sino que se vuelven un factor de riesgo al trabajar.


  • MASCARILLAS
En general, deben ser transpirables, cómodos y sujetar bien el pie. En cuanto a los aspectos de seguridad:

  • La punta debe estar reforzada, para evitar aplastamientos en los dedos. Puede llevar refuerzo metálico o no metálico.
  • La suela debe ser antiderrapante y antiperforante.
  • El tacón debe absorber energía, para evitar daños en los talones si resbalas.

  • GAFAS
Son diseñadas por materiales plásticos duros, sin embrago, varían en diseño: patilla clásica con o sin protectores laterales, protectores envolventes y las anti empañamiento que además brindan protección solar y pueden estar graduadas.

Sin importar el modelo, es importante que se asegure de su comodidad y adaptación a su rostro. Si se caen o no ajustan, no solo pierden efectividad sino que se vuelven un factor de riesgo al trabajar.


  • CALZADO
En general, deben ser transpirables, cómodos y sujetar bien el pie. En cuanto a los aspectos de seguridad:

  • La punta debe estar reforzada, para evitar aplastamientos en los dedos. Puede llevar refuerzo metálico o no metálico.
  • La suela debe ser antiderrapante y antiperforante.
  • El tacón debe absorber energía, para evitar daños en los talones si resbalas.